El tan ansiado clásico de la villa se palpitaba en el barrio, la gente ansiosa por ver que pasaría en el encuentro frente a su eterno rival, se preparaba para vivir una nueva fiesta. Lo cierto es que la fiesta y el color la puso la parcialidad picapiedra en las tribunas, con globos de colores, bombos, trompetas y paraguas rojiverdes, los pibes de rampla vivieron el clásico cantando a todo pulmón, desde Grecia y Barcelona hasta los 90 minutos.

El bravo rampla volvió a ser un tanque dejando todo en  cada pelota y lo máximo para dar batalla hasta el final del partido. La lluvia incesante y el mal estado de juego no permitió destaque con el balón pero de todas maneras se dejó ver la intención picapiedra de salir siempre por laterales como nos tiene acostumbrados.

Rampla salto a la cancha con la oncena siguiente: Rodrigo Odriozola, Williams Martínez, Wilinton Techera, Gabriel De León, Mauricio Felipe, Camilo Candidio, Adrián Leites, Jhony Galli, Nicolás Rocha, Santiago González  y Kevin Gissi mientras que los encargados de impartir justicia eran: Cristian Ferreyra, Carlos Pastorino y Antonio Fedorczuk.

whatsapp-image-2016-11-27-at-15-58-46

El partido no fue gran cosa, el primer tiempo se tornó empobrecido futbolísticamente y el conjunto picapiedra careció de situaciones concretas de gol, lo más próximo a este, lo tuvimos a los 14 minutos cuando un centro a el área desde la izquierda, por poco no pudo anticipar Kevin Gissi ,quien termino con una lesión que le impidió continuar jugando el partido, debiendo retirarse a los 20 minutos de juego, lo mismo le ocurrió al arquero rival. El D.T ramplense Araújo decidió sustituir al sueco, por el pibe Rigoleto , este mostró mucha actitud y rebeldía para encarar el encuentro pero sin dudas se perdió peso ofensivo, sobre todo en el juego aéreo.

dsc_8986

A los 40 minutos tuvo la chance el equipo local, tras la imposibilidad del buen golero Odriozola, de contener la pelota, de León Casi la mete en contra, finalmente es el mismo el que termina resolviendo y sacándola para extinguir el peligro. Realmente una jugada complicada que la terna arbitral resolvió de forma correcta.

El segundo tiempo fue más de los mismo, el bajo rendimiento de Leites obligo a Araújo a probar con el cordobés Mateo Bustos, este entró muy bien y le puso algo más de dinámica al  ataque ramplense, pero de todas maneras sus compañeros no lograron acompasarse en una cancha que se encontraba muy difícil para hilvanar alguna jugada que nos posibilitara un tiro franco al arco.

Matias Rigoleto tuvo una linda chanche al borde del área que no pudo resolver y que prefirió hacer la personal, por su parte y también en el complemento los locales tuvieron una muy clara que protagonizó Maureen Franco, por poco y por suerte no termino dentro del arco, luego de un centro desde la derecha y cabezazo que no llega a concretar de lleno.

dsc_9647

Así de esta manera se fue un nuevo clásico de la villa, nos llevamos un punto del Troccoli que nos asegura la permanencia en la categoría A y el gran debe de la institución picapiedra para con su hinchada, poder ganar al eterno rival y dar una alegría a su gente como se merece. El objetivo no se cumplió por lo dicho, pero sin dudas el equipo de Rampla es digno de orgullo por su entrega y responsabilidad defendiendo la dignidad ramplense y en la actitud con que se deben jugar este tipo de partidos. Ojala podamos seguir inculcando a nuestros futbolistas que los clásicos se juegan a ganar o morir como lo expresa la clásica canción de aliento picapiedra.

Lo destacado: sin lugar a dudas la fiel parcialidad picapiedra que llego a la cancha caminado, como ya es característico, viviendo el clásico como una verdadera fiesta lo que permitió sentirse locales una vez más.

Lo asombroso: la ausencia de dos futbolistas que se han destacado siempre y son pilares fundamentales del equipo, Cristian Olivera Y Emiliano García.

Crónica: Germán Beltran.

Fotos: Florencia Franco https://www.facebook.com/pg/RamplaJuniorsFotos/photos/?tab=album&album_id=728467673968891