En su primer visita al Estadio “Campeón del Siglo” Rampla enfrentó al conjunto de Peñarol por la 7ma fecha del torneo apertura. Sobre el tiempo cumplido Rampla lo ganaba 2 a 1 de buena manera, tras el empate de Peñarol pasada la hora, el juez omitió sancionar un claro y evidente offside que le dio la victoria al local. Insólito Arbitraje!

Los encargados de impartir injusticia fueron Jonatán Fuentes, Horacio Ferreiro y Sebastián Silvera. Utilizamos este término porque consideramos que además de lo ocurrido en el final, si vio una marcada tendencia, sobre todo en el segundo tiempo, de sancionar faltas de las llamadas jugadas divididas, todas en favor de Peñarol.

En lo futbolístico, Rampla dirigido por Fernando Araújo, repitió equipo que venía de tres triunfos consecutivos.

ALINEACION PEÑAROL

El primer tiempo fue de estudio, los equipos intentaron plantarse en la cancha y plasmar su estrategia de juego. Los rojiverdes con una misión bien clara, mostrar una defensa sólida y abroquelada que resultara impenetrable. En este sentido Rampla logro un gran trabajo siendo los delanteros las primeras defensas del equipo. Los laterales se replegaban cuando el equipo defendía, pero a su vez, cumplían con la función de generar la salida desde el fondo abriendo la cancha y buscando jugar la pelota hacia Cristian Olivera o Santiago González. Por su parte, tanto Nicolás Prieto como Nicolás Rocha, tenían un papel fundamental en la obstrucción del juego aurinegro combatiendo cada pelota con uñas y dientes en virtud de recuperar y cortar el juego. Tremendo el trabajo de ambos. Emiliano García y Matías Soto bancaron siempre las embestidas de Peñarol y despejaron cuanta pelota que llegó al área, cortaron el cable rojo en varias ocasiones. Quizás a veces no hablamos tanto de ellos pero son un eslabón fundamental en los éxitos del equipo sobre todo en la solidez defensiva.

DSC_3973

Peñarol por su parte movía la pelota de un lado al otro en defensa en la búsqueda de que la misma se abriera para encontrar contacto con el “cebolla” y Nandez  y de allí filtrar alguna pelota a los delanteros.

Para Rampla la generación de juego fue toda del “Mago” Cristian Olivera, que en ocasiones mostró un buen criterio a la hora de distribuir la pelota y capacidad inteligente para manejar los tiempos del partido. Podía haber estado algo más en cancha para mi gusto.  En algunos pasajes del partido pudimos ver buenas triangulaciones y para lanzar luego algún balón al incansable Alex Silva y al voluntarioso Santiago González.

La primera parte no tuvo muchas ocasiones de gol salvo un disparo cruzado a los 9 minutos de Cristian Rodríguez –de lo más destacado en Peñarol- mientras que también sufrimos algún cabezazo en el área en la que no la pasamos muy bien. La más clara de todo el primer tiempo fue de Rampla, en el final y en los pies de Santiago González. El 7 Ramplense tras robar la pelota al defensa Ronaldo encuentra el mano a mano con el golero, colocando la definición, a la izquierda del mismo. Guruceaga de gran partido estira su brazo y manda la pelota al córner ahogando el grito rojiverde.

Nos fuimos al descanso con la incertidumbre de que todo podía pasar y las esperanzas intactas de conseguir los tres puntos.

Comenzado el segundo tiempo Rampla consigue la apertura. Luego de una falta clara sobre el costado izquierdo del ataque ocasionada por Alex Silva (Peñarol), nos queda la chance de tiro libre. El ejecutante, contra todo los pronósticos, Emiliano García, apronta, mira el arco y saca un potente remate bien dirigido al palo que cubría la barrera, la misma se abre y la pelota se filtra para el 1 a 0 picapiedra, nada que hacer para Guruceaga.

DSC_4239

Rampla fuerte en defensa buscaba aumentar la diferencia saliendo de contra, se produce el cambio habitual y sale el “mago” de inteligente partido, ingresando Adrián Leites.

A los 21 minutos del tiempo complementario Leites escapa y roba una pelota entreverada cruzando la mitad de la cancha, gana la posición y pisando el área sobre el costado derecho del ataque, saca un buen remate cruzado al medio del arco, tapa Guruceaga y da rebote. En el intento de sacarla, el defensa aurinegro la deja boyando quedando servida para que González meta una chilena estupenda que encuentra al arquero nuevamente bien parado, casi que la encuentra.

En la siguiente jugada cuando ya estaba pactado el cambio de Marcel Novick por Cavallini, Marcel baja un despeje con la rodilla y saca un disparo ajustado al palo izquierdo de Odriozola que poco pudo hacer, de afuera del área empataba el partido de la nada. Los rojiverdes, por su parte lejos de bajar los brazos siguieron con su juego de contragolpe que proponía el equipo.

A los 26 minutos Mauricio Felipe de notable esfuerzo en la mitad de la cancha, deja el lugar a Camilo Candido que iría a tener buenas incursiones en el juego también, sobre todo un remate muy bueno que toma de aire luego de la bajada de pecho de Silva exigiendo otra buena tapada de el golero manya.

DSC_4860

A los 33 tiro libre para Rampla desde la izquierda en tres cuartos de cancha, Adrián Leites encargado de ejecutarlo, pone un buen centro al corazón del área para que el goleador Ramplense Alex Silva, haga desviar el balón haciéndolo inalcanzable esta vez para Guruceaga. Gool! Para Rampla y nuevamente en ventaja, merecida a nuestro gusto, sobre todo por la solidez defensiva y la eficacia en la concreción de la chances de gol. Hasta este entonces Rampla ganaba el partido con autoridad. Peñarol se envestía como era de suponerse pero en ese momento comenzaron a verse errores más notorios en el arbitraje, era el comienzo del a debacle.

DSC_4692

El juez principal comenzó a cometer errores sobre todo en las pelotas divididas y cada falta sancionada suponía un centro más que aguantar. 4 minutos de descuento daba el juez cuando cae el empate tras un centro del “cebolla”, siendo el único inquietante del local, el cabezazo de Afonso entrando por el segundo palo, en el área chica colocando el empate. Increíble como en un segundo se nos escapaba el triunfo tan ansiado y defendido.

Había tiempo para más, la torta no estaba terminada y la frutilla no podía faltar. Rampla saca del medio casi sin esperanzas y abatido luego de no poder liquidar el partido con un Peñarol desprotegido en el fondo, hasta su arquero se encontraba en nuestra área. Repone Rampla desde el medio y entrega inmediatamente el balón al rival, otorgando, una nueva chance para tirar otra pelota en el área al local, grueso error ramplense que en este momento veía como se escapaba un épico triunfo. Peñarol abre la pelota para el cebolla nuevamente y es este quien pone la pelota otra vez para Afonso, ante la salida de Rodrigo Odriozola el jugador define contra el palo y el estadio se cae abajo. E aquí la tragedia arbitral. El futbolista Afonso estaba al menos un metro adelantado, lo que el juez de línea, no advirtió en absoluto. Dantesco error de Horacio Ferreiro que en el primer tiempo había sancionado una jugada en posición adelantada mucho más fina que la grotesca del final.

Desafortunadamente este grosero error decidió el triunfo del encuentro en la tabla de posiciones. No entendemos aun  que le pudo haber sucedido al  juez de línea en ese momento, quizás la chica que le gusta le tiro un beso desde la tribuna, o voló una serpentina que tapó su visual en esa ocasión. Lo que sí sabemos es que Rampla no se fue con las manos vacías, no bajo los brazos, la dignidad bien en alto y la conciencia tranquila de haber jugado un partido de estas características, con lo que yo llamo responsabilidad, respeto a la camiseta, a la los hinchas y muchos huevos. Simplemente arriba Rampla y a seguir por este camino que los objetivos de este grupo van más allá del  resultado de un partido apañado por un grueso error arbitral.

Crónica: Germán Beltrán.

Fotos: Florencia Franco